Es importante parar a reflexionar sobre cuento es el retroceso en la lucha de los derechos LGBT. Recordando que en 1990, la Organización Mundial de la Salud (OMS) retiró la homosexualidad de la lista internacional de enfermedades. Tratar la homosexualidad como enfermedad es algo cruel e inhumano, ya no basta con toda dificultad y perjuicio durante el proceso de auto-aceptación y al conocer gente nueva, considerar una enfermedad puede hacer que este proceso empeore y sea más doloroso.

Para ti que está pasando por momentos como ese, hay algunas afirmaciones que se pueden absorber:

  1. La homosexualidad es sana

Repita esto cuantas veces sea necesario, es muy importante que entiendas que amar nunca fue y nunca será algo que necesita ser curado. No importa
raza, género, religión. Esparcir amor de verdad es lo que realmente importa. No es necesario un tratamiento psicológico de reversión sexual, lo que es de extrema importancia es un seguimiento para que las personas se acepten y entiendan que se trata de algo súper normal y saludable.

  1. Homofobia es la verdadera enfermedad
    Esparcir odio, por quien sea, es algo que sí, necesita ser curado. Alguien que no puede aceptar las diferencias, necesita un tratamiento
    psicológico urgente. La intolerancia y la homofobia son cosas estúpidas que merecen ser tratadas como crimen. No hay que atacar a alguien que es diferente de ti para reafirmar su sexualidad. El respeto al prójimo debe ser mantenido y cultivado diariamente.
  1. Su orientación sexual no altera su esencia
    Es maravilloso de la manera que es. Su orientación sexual no lo hará cambiar su esencia. ¡Eso es parte de ti! Cuando se acepta de la manera que es, pasa a vivir mucho más feliz y esa felicidad seguramente es percibida por las personas que están a su alrededor. Pasa a cuidar más, a vivir sus hijos momentos más intensamente y eso refleja en diversos sectores de su vida. La felicidad cuenta al conocer gente nueva
  2. Las personas que te aman te van a aceptar de la manera que eres.

Por más que demore un tiempo para digerir la idea, las personas que te aman entender y aceptarte independiente de tu orientación. El diálogo es bien importante, muestre para las personas que están a su alrededor que  estás feliz y eso seguramente va a ser suficiente para ellos. Dé un tiempo para la gente entender su decisión, claro, sin anular lo que quiera hacer. Con el tiempo todo se encamina. Lo más importante de todo: no desanime ante las malas noticias y las dificultades y anímate a conocer gente nueva.